La necesidad de encontrar recursos y fuentes de energía renovables que palien la escasez de las fuentes energía tradicionales, han provocado la aparición de opciones energéticas de todo tipo. Entre la amplia variedad de opciones disponibles cuando hablamos de energías renovables, en las siguientes líneas vamos a hablar sobre la biomasa.

 

¿Qué es la biomasa?

La biomasa consiste en el aprovechamiento de materia orgánica tanto de origen vegetal como animal con un fin energético. Para la obtención de energía a través de estos materiales orgánicos, se pueden llevar a cabo cuatro procesos básicos mediante los cuales podemos obtener calor y electricidad: combustión, digestión anaerobia, gasificación y pirólisis.

 

¿De qué tipo de materiales puedo obtener biomasa?

Cualquier materia orgánica, ya sea de procedencia vegetal o animal, puede ser utilizada en el proceso de obtención de energía por biomasa. Algunos de los más utilizados son:

  • Madera o pellet.
  • Hojas de árboles.
  • Cáscaras de frutos secos.
  • Huesos de aceituna.
  • Excrementos de animales.
  • Restos de poda.
  • Desechos agrícolas.

 

Ventajas de la biomasa

La utilización de la biomasa como alternativa energética a los medios utilizados actualmente ofrece numerosas ventajas, entre las que vamos a destacar las siguientes:

  • Fuente de energía renovable: Como venimos comentando, la biomasa es una de las opciones con mayor futuro a corto plazo del sector de las energías renovables. La biomasa se obtiene de fuentes de energías naturales inagotables, por lo que no está en riesgo en ninguno de los casos su supervivencia futura, a diferencia de otros tipos de combustibles tales como el carbón o el petróleo.

 

  • Convierte residuos en recursos utilizables: La biomasa emplea residuos de otras actividades industriales para la obtención de energía, por lo que ayuda al reciclaje y, además, da una salida a ese material excedente de muchos procesos económicos e industriales anteriormente inutilizados o infrautilizados.

 

  • No contamina y respeta el medioambiente: Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del proceso de obtención de la biomasa son neutras, ya que durante el proceso de combustión mediante el que se obtiene la energía procedente de la biomasa, los materiales quemados, al provenir de plantas, estas expulsan la misma cantidad de CO2 que absorbieron durante su ciclo de vida, lo cual regula y nivela la provocada por la combustión.

 

  • Es mucho más barata que otras opciones energéticas: Ni que decir tiene que esta opción energética es mucho más barata que las que se utilizan actualmente, ya que, entre otras cuestiones, su precio no fluctúa por cuestiones políticas o económicas.

 

  • Ayuda a la limpieza forestal: Al utilizar materia orgánica para la obtención de la energía, la biomasa promueve la limpieza forestal, lo que favorece el medioambiente y, además, evita situaciones peligrosas y desagradables como los incendios forestales.

 

En Solbiomas somos especialistas en la obtención y aprovechamiento de energía renovable mediante biomasa. Visítanos y descubre todas las soluciones energéticas que la biomasa puede ofrecerte.