Como ya es sabido por todos, la instalación de un sistema de energía solar térmica o fotovoltaica en tu hogar puede ser una gran opción de autoabastecimiento energético y, por tanto, una gran reducción en los gastos de tu hogar.

Sin embargo, si importante es realizar la instalación de una forma adecuada y por empresas especializadas, aún más importante es realizar y llevar a cabo un mantenimiento que permita a la instalación funcionar correctamente y generar toda la energía posible.

Llevar a cabo acciones de mantenimiento de tu instalación de energía solar de forma periódica tendrá como resultado, además, alargar la vida útil de dicha instalación.

Nosotros, como usuarios y al margen de las revisiones periódicas que deben hacer los servicios técnicos especializados, podemos realizar otro tipo de acciones que ayuden al buen funcionamiento del equipo. Aquí te damos 5 consejos para realizar a tu instalación.

 

MANTÉN LIMPIO TU CAPTADOR O PANEL SOLAR

Se estima que un panel solar con suciedad puede llegar a perder hasta un 10% de su potencial, por lo que resulta evidente la importancia de mantenerlo permanentemente limpio. Si tenemos buen acceso a la instalación, se recomienda realizar una limpieza de los mismos, al menos de forma trimestral o lo que es lo mismo, unas 4 veces al año. La forma idónea de limpiar las placas solares sería con una esponja húmeda y un poco de jabón o lavavajillas. Se recomienda humedecer un poco la suciedad antes de proceder a su limpieza, evitando siempre la limpieza en seco de los paneles para evitar dañar la superficie del panel que, como veremos a continuación, es otra de las cuestiones que debemos tener en cuenta.

 

REVISIÓN DE DAÑOS ESTRUCTURALES

Cómo comentábamos, evitar y revisar que los paneles solares están en perfecto estado es fundamental si no queremos evitar que pierdan gran parte de su potencial. Arañazos, roturas o cualquier desperfecto que aparezca como consecuencia de su situación deberá ser reparado para mantener nuestra instalación a pleno rendimiento.

 

REVISAR LA ORIENTACIÓN E INCLINACIÓN DE LAS PLACAS

El correcto funcionamiento del sistema de energía solar que tienes instalado en tu hogar dependerá en gran medida de la inclinación y la orientación que se le dio al equipo, cuando se instaló. Está orientación debe de ser en la medida de lo posible, mirando hacia el sur. Toda desviación sobre el punto sur, resta eficiencia al sistema.

También según la época del año, el recorrido que hace el sol en el horizonte, puede describir un arco mayor o menor. Esta situación afectará al rendimiento del sistema.

Cómo estos factores no dependen de nosotros y no podemos modificarlos una vez instalados lo equipos, nosotros debemos evitar de forma permanente,  que ningún elemento pueda generar una sombra que interfiera y tape la radiación solar que pueda incidir sobre las placas y que impida la correcta generación de energía.

 

REVISAR EL ESTADO DE LAS GOMAS AISLANTES

Las gomas aislantes que van junto al sistema de captadores y módulos, deben estar siempre en perfecto estado, ya que en caso contrario se producirían fugas de calor que darían como resultado una pérdida de eficacia en el funcionamiento del sistema instalado.

 

EN EL CASO DE EQUIPOS TÉRMICOS, ASEGURARSE  QUE EL DEPÓSITO DE ACUMULACIÓN FUNCIONA CORRECTAMENTE

La energía generada por la instalación térmica, no se va consumiendo al mismo tiempo que es generada, sino que se va acumulando en un depósito para su uso posterior. Por tanto, del correcto funcionamiento y estado de este depósito dependerá en gran parte que podamos disponer de la energía generada por la instalación en todo momento. Observar y revisar nuestro depósito, al menos, de forma anual, es imprescindible para actuar de forma preventiva ante cualquier indicio que podamos tener de posibles futuras averías o fallos en su funcionamiento.

Realizar anualmente una inspección ocular sobre los elementos descritos, es muy importante a la hora de mantener nuestra instalación y en caso que observemos alguna irregularidad de la misma, comunicarlo inmediatamente para una evaluación técnica por nuestra empresa de confianza.

Desde Solbiomas ofrecemos un servicio de mantenimiento no solo para las instalaciones propias, sino también para equipos de todas las marcas existentes en el mercado. Si estás interesado en realizar el mantenimiento de tu sistema, no dudes en consultarnos.