Al igual que todos los electrodomésticos que tenemos instalados en casa, los equipos de energía renovables necesitan unas revisiones y mantenimientos periódicos, para garantizar su buen funcionamiento, así como la sustitución de los elementos de desgaste de los mismos.

El no realizar revisión y mantenimiento alguno hace que estos equipos no funcionen correctamente, generen averías caras de reparar y, principalmente, no aprovechen al máximo la finalidad de su instalación, el confort y el ahorro a través de las energías renovables.