La energía solar es una fuente de energía inagotable, gratuita y libre de emisiones. Puede ser utilizada para la producción de agua caliente sanitaria o para un sistema mixto para calefacción y agua caliente. Optar por la energía solar es una buena opción porque:

  • Es limpia y no hay emisiones al medio ambiente de ningún tipo.
  • Es gratuita al intervenir el sol como único combustible.
  • Es ilimitada en la cantidad de energía a producir y es ilimitada en el tiempo que puede estar produciéndonos esa energía.
  • Los sistemas necesarios para la captación de la energía solar son fáciles de instalar, mantener y de una muy rápida amortización.