Para la producción de electricidad, ambas energías son gratuitas al proceder de la naturaleza, por lo cual son igual de buenas. Dependería de cuál de los dos elementos es el predominante en el lugar de la instalación, si el sol o el viento, e instalar el que mayor beneficio energético nos facilite. O bien combinar ambas y así garantizar una mayor producción energética en nuestras instalaciones.